Leyenda de la Catarata Ahuashiyacu

Mitológicamente, siglos atrás en las llanuras del Cerro “Cordillera Escalera”, habitaba una tribu de personas con la naturaleza de guerreros que hablaba un dialecto hasta hoy desconocido. EL jefe de dicha tribu, tuvo una hermosa y bella hija llamada AHUASHI, la cual por sus encantos al presentar la edad suficiente como para contraer matrimonio era pretendida constantemente por guerreros viejos y jóvenes de referida tribu, pero el corazón de AHUASHI, tenía un preferido llamado SHILLY, con quien deseaba casarse.

Leyenda de la Catarata Ahuashiyacu

El padre, por su parte deseaba que su hija contraiga matrimonio con el lugarteniente de la tribu, el cual quedaría al mando a la muerte del jefe actual. Es así, que los padres de AHUASHI, al observar constantes enfrentamientos entre SHILLY y el lugarteniente por la mano de la doncella, los cuales pudiera generar futuras guerras, no pudieron conceder a ninguno el tan ansiado matrimonio, encargando así el caso a los brujos más capaces de la tribu para que decidiera por el destino de AHUASHI. Los brujos hicieron todos los esfuerzos para dar solución al problema amoroso, pero tampoco lo lograron, en vista de ello decidieron conducirla a la cumbre más alta del cerro para convertirla en una hermosa caída de agua en mérito a su hermosura y al estar constantemente llorando por su amado SHILLY.

SHILLY, el bravo guerrero enamorado de AHUASHI, fue convertido en toro negro quien debería salvaguardar toda su vida la poza que formaba la caída al pie del cerro. Cuentan otros indios de esa época, que después de muchos siglos quisieron ingresar a la zona en pos de caza no pudieron porque el toro negro emergía de la profundidad revoloteando el agua, aparecían truenos, relámpagos, vientos que ocasionaban tinieblas, caída de palos y piedras.

Catarata Ahuashiyachu, Tarapoto

Un día SHILLY decide huir al norte en busca de la naciente de la caída agua que cuidaba, con el propósito de encontrar ahí a su amada AHUASHI. Dicho viaje a SHILLY, le generó un agotamiento y cansancio profundo, al recorrer senderos desconocidos que lo alejaban constantemente de AHUASHI, desvaneciéndose en el acto y cayendo hacia un abismo, el cual motivó a SHILLY  a desprender lágrimas de tristeza al no encontrarse con su amada, generando así el famoso río “SHIL – CAYO”, que significa “CAYÓ SILLY”. La doncella AHUASHI, al no ser devuelta como ser humano, quedo eternamente llorando, generando así el río “AHUASHI – YACU” de Tarapoto, que significa “AGUA DE AHUASHI”.

Lugares turísticos de Tarapoto AQUÍ

Fuente: ACPECEAA